Me gusta definirme como un ingeniero, en este caso de sistemas informáticos.

Ya que los ingenieros han de ser versátiles, polivalentes, resolutivos e ingeniosos, encuadro perfectamente en esos parámetros.

Donde mejor me siento es investigando, analizando, probando, desarrollando y documentando; con libertad pero siempre con un objetivo final, que es mejorar lo que esté bajo mi responsabilidad y también mejorar a nivel personal.

He trabajado con sistemas operativos Linux y lo que esté instalado encima casi toda mi vida, el entorno opensource me permite conocer el sistema a fondo y llegar hasta la raíz de los problemas en caso de haberlos.